902 99 85 85 / 91 656 23 44

Contacto

-->

Láser ND Y AG Q-Switched

 

Es un haz de luz que al ser absorbido por la partículas de tinta hace que estas se rompan sin lesionar los tejidos circundantes, formando pequeñas partículas que serán eliminadas por el organismo, produciendo la desaparición del tatuaje o de otras manchas de la piel (lentigos solares, pecas, cuperosis, lesiones de acné…), así como de pequeñas lesiones vasculares superficiales (arañas vasculares, puntos rubi..) y hongos de las uñas de manos y pies.

Es un método seguro, eficaz e indoloro.

La duración de cada sesión varía según el tamaño de la zona a tratar. Unas pocas manchas de edad pueden requerir un par de minutos, mientras un tatuaje grande puede precisar media hora o más. Zonas muy grandes requieren un tratamiento por pasos.
Los pigmentos claros como pecas, o manchas de edad podrán ser eliminados en una sola sesión. La mayoría de los pigmentos se eliminará en no más de dos sesiones, pero hay casos más dificiles que pueden llegar a requerir entre 3 y 6 sesiones. Eliminar un tatuaje suele precisar entre 2 y 5 sesiones según los distintos colores y tipos de tinta. Es normal que aproximadamente en el 20% de los clientes la piel se quedará con una mancha oscura una vez que la costra inicial haya caído. La piel volverá a su estado normal después de unos 2 ó 3 meses siempre y cuando la hidratación de la piel haya sido adecuada.

La piel tratada se vuelve rojiza inmediatamente después de la sesión. Una parte de los pigmentos desaparecerán en el acto. Puede que la piel esté rojiza y dura durante unos 7-14 días.