902 99 85 85 / 91 656 23 44

Contacto

-->

Ecografías 4D

La ecografía tradicional en dos dimensiones (2D), supuso un enorme avance en el diagnóstico por imagen, ofreciéndonos imágenes en dos planos y permitiendo unas posibilidades diagnósticas nuevas sin riesgo para el paciente.

Actualmente la técnica ecográfica se ha desarrollado de tal forma que contamos ya con ecografías 3D. Esto implica que las imágenes que nos ofrece son visualizadas en tres dimensiones espaciales: ancho, largo y espesor, lo cual nos da la imagen real de lo que vemos. Si además, a las tres dimensiones espaciales de la ecografía 3D le añadimos una cuarta, el tiempo, obtenemos las ECOGRAFÍAS 4D.

La ECOGRAFÍA 4D representa lo más avanzado de esta tecnología actualmente. Consiste en una reconstrucción digital de imágenes para formar una sola, permitiendo ver cualquier estructura del bebé en el seno materno tal y como es realmente. Y esta es la mayor aportación al diagnóstico de la ecografía en cuatro dimensiones: que permite la visualización de los movimientos fetales, de las expresiones faciales, de las manos, de los pies… en el mismo momento en que el bebé se mueve o sonríe o se chupa un dedo.

Al igual que la ecografía tradicional es un procedimiento inocuo tanto para la salud y desarrollo fetal como para la madre. No existe ningún tipo de radiación.

La ecografía 4D se puede realizar en cualquier momento de la vida fetal, aunque ante la presencia de un embarazo normal, la mejor época para realizar este estudio es entre las 26 y 30 semanas de gestación, ya que en este período la relación entre el tamaño del bebe y la cantidad de líquido amniótico es la ideal para obtener excelentes imágenes.

Ver un hijo de una manera tan clara y real como un vídeo en el que el pequeño patea, se chupa el dedo, juega con el cordón umbilical y muestra al mundo su sexo sin necesidad de intérpretes, es la maravilla que permite el nuevo ecógrafo 4D.

No obstante, hay algunas circunstancias que pueden impedir que haya una buena visualización del feto:

• Que no haya suficiente cantidad de líquido amniótico (los líquidos son los que permite la transmisión del ultrasonido).
• Que haya mucha grasa en el abdomen.

Por otro lado, tampoco le podremos ver la cara si el bebé está de espaldas…

La ecografía 4D no sustituye en ningún caso a las ecografías 2D de seguimiento del embarazo, que deberán hacerse rigurosamente en las semanas 12 (detección de alteraciones cromosómicas), 20 (detección de posibles malformaciones) y 32 (valoración del crecimiento fetal). La ecografía 4D es un complemento a la ecografía tradicional, ayudando a mejorar y perfeccionar el nivel diagnóstico en algunas malformaciones y en la valoración del crecimiento fetal.

VENTAJAS DEL ECÓGRAFO TRIDIMENSIONAL
• Padres y familiares entienden fácilmente la imagen ecográfica.
• Imagen tridimensional de tiempo real, es decir, permite ver lo que está pasando en ese momento en el útero.

Ecógrafia tradicional en 2D

Sistemas avanzados en ecografías 4D